h1

¿Qué es el Gobierno abierto (oGov o Open Government)?

18/02/2012

Una definición de gobierno abierto la podemos encontrar en la entrada De les acampades al govern obert del blog de la Xarxa d’Innovació Pública (XIP) donde se define, de una forma clara y concisa, como:

Una nueva manera de entender la relación de la Administración con los ciudadanos, el resto de administraciones públicas i las otras organizaciones de la sociedad (incluyendo las empresas)

 

Otra definición más detallada, es la que propone Jordi Llinares, y que recoge la web de ogov.eu:

El gobierno abierto (oGov) es la forma de relacionarse entre la Administración Pública y los ciudadanos, que se caracteriza por el establecimiento de canales de comunicación y contacto directo entre ellos.

Un oGov es aquel que:

  • entabla una constante conversación con los ciudadanos con el fin de oír lo que ellos dicen y solicitan,
  • toma decisiones basadas en sus necesidades y preferencias,
  •  facilita la colaboración de los ciudadanos y funcionarios en el desarrollo de los servicios que presta y
  • comunica todo lo que decide y hace de forma abierta y transparente.

Como se desprende de esta definición y tal como indicaba en una entrada anterior,  Del 15-M al Gobierno Abierto (Open Government), los principios del oGov son:

  • Transparencia: tanto en la rendición de cuentas (accountability)  como en poner a disposición pública todos los datos públicos que se generan (open data), de forma accesible y fomentando su reutilización.
  • Participación: más allá del voto y la queja, tanto para aprovechar el conocimiento colectivo como para acertar en las políticas que se lleven a cabo.
  • Colaboración: para construir entre todos y para todos.

Desde mi punto de vista, con el gobierno abierto, y gracias a los principios citados, se pueden conseguir, entre otros, los siguientes objetivos: fortalecer la democracia, acercar a los ciudadanos las instituciones y los representantes que han escogido o tener unos servicios públicos centrados en los ciudadanos (para los ciudadanos y con los ciudadanos). Pero para que el gobierno abierto sea una realidad han de cambiar muchas cosas y la primera de ellas es que se ha de producir un cambio de actitud, como ya puso de manifiesto en su momento, hace más de 30 años, la serie Si, Ministro.

Este cambio de actitud, además de querer impulsar el gobierno abierto, se ha de materializar, en puntos concretos como: cesión de poder, apuesta por la “meritocracia” en lugar de la “dedocracia”, comunicación bidireccional pasando de la ‘simple’ difusión de un mensaje a la escucha activa y pasiva, …

Además de este imprescindible cambio de actitud y/o cultural que impulse el gobierno abierto, hay otras dificultades que, en mi opinión, se han de ir superando para alcanzarlo. Dos ejemplos concretos serian la brecha digital y la interoperabilidad

Brechas digital

Se puede definir, tal como lo hizo el Departamento de Comerció de los Estados Unidos, de la forma siguiente:

Algunas personas disponen de los ordenadores más potentes, el mejor servicio telefónico y el servicio de internet más rápido, así como la riqueza de contenidos y una educación y aprendizaje relevante para sus vidas … Otro grupo de personas no tiene el acceso a los mejores y más modernos ordenadores, al servicio de teléfono más seguro o al servicio de internet más rápido y conveniente. La diferencia entre estos dos grupos es la brecha digital.

Es decir, no disponer de las infraestructuras necesarias, desconocer la existencias de las tecnologías o servicios disponibles o no saber utilizarlos es lo que se denomina la brecha digital.

Reducir la brecha digital, tanto la propiciada por la falta de infraestructuras como por la falta de conocimientos, y las dificultades para acceder a unas y otros es uno de los puntos en los que se ha de trabajar para garantizar la inclusión en la Sociedad de la Información y el Conocimiento y para un desarrollo completo del oGov.

Interoperabilidad

Tal como la define el Portal de Adminsitracón Electrónica, la interoperabilidad es:

La capacidad de los sistemas de información y de los procedimientos a los que éstos dan soporte, de compartir datos y posibilitar el intercambio de información y conocimiento entre ellos.

La interoperabilidad es uno de los puntos necesarios para llevar a cabo los principios del oGov y la falta de interoperabilidad es una de las dificultades que hay actualmente.

No obstante, la brecha digital y la interoperabilidad son solo dos de los puntos en lo que se ha de trabajar. Hay otros aspectos, tanto o más importantes que estos, como pueden ser: la falta de usabilidad o accesibilidad que conllevan dificultades para utilizar las herramientas o servicios (usabilidad) e incluso la imposibilidad de hacerlo (accesibilidad), la falta de seguridad en las comunicaciones y de garantía respecto a la confidencialidad de los datos o la neutralidad tecnológica, entre otros.

Por tanto, se ha de trabajar por un lado en conseguir el cambio de actitud indicado y por otro en minimizar las dificultades señaladas para que, paso a paso, el oGov se convierta en una realidad.

Referencias para profundizar en este tema:

About these ads

2 comentarios

  1. [...] apertura de datos es también una de las piezas clave de un Gobierno Abierto. En este video se explica que es Open Data y para qué sirve (es en inglés pero lo podéis ver [...]


  2. [...] ¿es abierto el gobierno? [...]



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: