h1

Del 15-M al Gobierno Abierto (Open Government)

28/01/2012

Las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) tienen hoy en día una influencia determinante en muchos aspectos cotidianos de nuestra vida y de nuestra sociedad: han modificado significativamente y en muy poco tiempo los hábitos de trabajo, métodos productivos, relaciones sociales, humanas y económicas. Como indica Manuel Castells, esta revolución es un hecho histórico como mínimo tan importante como lo fue la revolución industrial del siglo XVIII, inductor de discontinuidad en la base material de la economía, la sociedad y la cultura.

¿Puede quedar la política al margen de esta revolución?

En la sociedad actual hay una desafección política creciente. Las manifestaciones que se han producido en el último año, desde las denominadas “Primaveras árabes” hasta el “Occupy Wall-Street” pasando por el “Movimiento 15-M o de los indignados” han puesto de manifiesto, cada una de ellas sus demandas locales y en conjunto un amplio movimiento global de descontento, haciendo visibles un número muy importante de ciudadanos que no confía en sus representantes políticos, en sus gobiernos, en sus instituciones y que reclaman, de forma global, una nueva forma de hacer política: una democracia real.

Vivimos en la Sociedad de la Información y el Conocimiento, en una sociedad red como la denomina Manuel Castells, donde las comunicaciones son inmediatas gracias a las TIC y estas han jugado un papel importante en todas estas revoluciones, protestas y manifestaciones. Evidentemente, las TIC no son el motivo que las ha hecho surgir, pero si que se han convertido en la herramienta que las ha hecho posibles, ya que los diferentes participantes (y nodos de esta sociedad red) las ha utilizado para comunicarse, para trabajar, para colaborar, para coordinarse, para compartir, para difundir, para participar …

Estas peticiones, estos principios y valores que se reclaman en estas protestas no son nuevos, son demandas que vienen de lejos (ver el artículo Corruptores y corruptos de Rafa Argullol en El Pais del 21/1/12) pero que ahora, gracias a las herramientas que tenemos a nuestro alcance, y que nos proporcionan las TIC, son más aplicables que nunca. Utilizando estas herramientas, y haciendo que están al alcance de todos, se han de llevar a cabo estos cambios que se reclaman, haciendo posible un proceso de regeneración democrática de una forma integral (en todos los ámbitos) y inclusiva (con todos los ciudadanos, sin exclusiones)

¿Cuáles son las ventajas de la introducción de las TIC en la política?

La desafección política es un hecho. Son muchos los eslóganes que hemos podido ver durante este último año que así lo corroboran:

Desconfianza en los políticos (“No hay pan para tanto chorizo” o “Atención: se buscan políticos valientes, honestos, constructivos que quieran servir a las personas”),

No hay pan para tanto chorizo

en las instituciones (“Hemos perdido los derechos y nos han quedado las leyes”)
Hem perdut els drets, han quedat les lleis

en el gobierno y sus prioridades (“Necesitamos – Armamento + Sanidad – Políticos + Médicos”)

Prioritats públiques

Junto a esta desconfianza hemos visto una reivindicación: los ciudadanos tienen voz “No somos mercancías en manos de políticos y banqueros” y una advertencia “We are the 99%”

Todas estas protestas se han llevado a cabo para demandar una renovación y una regeneración del sistema y esto se ha expresado en términos muy informáticos “Reiniciando el sistema. Haz clic”

Reiniciando el sistema

Estas protestas se han hecho realidad gracias y debido a una gran participación y colaboración que se ha producido en red, de una forma distribuida, descentralizada y utilizando las herramientas TIC disponibles en ese momento. Las TIC por tanto, proporcionan las herramientas y estas herramientas se pueden utilizar en todos los ámbitos políticos: en los movimientos sociales, en la organización y funcionamiento de los partidos políticos, en la acción legislativa o en la forma de gobernar.

En mi opinión, y volviendo a los eslóganes mencionados, creo que se ha demandado una regeneración democrática que se basa en tres principios fundamentales: transparencia, participación y colaboración

  • Transparencia: tanto en la fiscalización de cuentas (accountability) como en datos, permitiendo el acceso y uso de los datos que se generan (open data)
  • Participación: más allá del voto y de la queja, para aprovechar el conocimiento colectivo y acertar en las políticas
  • Colaboración: para construir entre todos y para todos

Y estos son los tres principios en los que se fundamente el Gobierno Abierto  (Open Government o oGov), y en el que las TIC,  junto a un cambio de actitud decidido, juegan un papel importante.

Algunos enlaces de interés:

• Open Government, una nueva Administración Pública: http://www.ogov.eu/
• Administraciones en red: http://eadminblog.net/
• Blog de Marc Garriga: http://www.broucasola.cat/
• Libro “Open Government: Gobierno Abierto” Calderon, César y Sebastián, Lorenzo (Ed): http://es.scribd.com/doc/30343946/Open-Government-Gobierno-Abierto

Anuncios

One comment

  1. […] se desprende de esta definición y tal como indicaba en una entrada anterior,  Del 15-M al Gobierno Abierto (Open Government), los principios del oGov […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: